Cada vez hay mucho mejor hardware en cuanto a teléfonos, con mejores prestaciones y apariencias estéticas geniales, lo malo son los dos sistemas operativos, el de la manzana y al androide, el sistema acaba por destruir la calidad del hardware con interfaces horribles, confusas, apretadas de iconos y configuraciones bastante tediosas. Las interfaces deberían igualmente ser minimalistas, sencillas, regresando a los inicios como lo hacía PalmOS y WebOS en sus inicios.

Responder