Transforma tu vieja tablet en una consola retro

Juego tablet

Cualquier dispositivo no pasa de moda, pese a que el tiempo le haya hecho estar un poco más obsoleto que otros terminales los cuáles van apareciendo. Los teléfonos tienen consigo un buen competidor a la hora de mostrar tanto aplicaciones como juegos, todo ello en una mayor pantalla, como son por ejemplo las tablets, que están a un precio competitivo.

A casi todo terminal se le podrá dar una segunda vida, por ello intenta buscar una utilidad con la que hacer que lo tengas en ese momento usable. Si dispones de una tablet se le va a sacar mucho provecho gracias a las tantas aplicaciones y utilidades tanto dentro como fuera de la Play Store, que es algo que debes de tener en consideración por ti mismo.

Vamos a enseñar cómo transformar tu vieja tablet en una consola retro, consiguiendo con ello jugar a distintos videojuegos sin la necesidad de tener una potencia alta. Con ella dispones de una videoconsola a la que poder por ejemplo arrancar cualquier título de no demasiados requerimientos, por lo que tómate tu tiempo para ello, que es lo más normal en este caso.

Primero prepara el terreno: restablece el dispositivo

Hard Reset

Lo esencial para antes de empezar no es otra cosa que restablecer el dispositivo, para ello siempre necesitas de lo básico, que es hacer esto por la vía rápida, que son un total de dos. El reseteo de cualquier tableta llevará apenas unos minutos, a veces no más de dos, aunque se extenderá si no es demasiado rápida.

El primero de ellos es el que vas a hacer desde el propio Android, que es el método rápido, el que seguramente te llegue a interesar si no quieres reiniciarla. Para ello ve a «Ajustes», una vez dentro haz clic en «Sistema» y luego dale a «Restablecimiento», pincha aquí y dale a Restablecer de fábrica, confirma y listo, te llevará unos minutos.

De querer llevar esto con el modo recovery, tienes que hacer lo siguiente en tu tablet: lo primero será apagar la misma al completo, luego después de esto tienes que pulsar en el botón de encendido/apagado y en el de bajar volumen, tras esto no dejes de soltar y espera que salte el logo del fabricante y espera. Te lleva a la página del recovery, selecciona restablecer de fábrica y pulsa en la tecla de encender para confirmar y espera que se lleve todo a cabo.

Instala uno de los distintos emuladores de consolas

RetroArch

Para que sea retro vas a disponer de algún que otro emulador de consolas, por lo que dependerá de ellos que puedas ir jugando de manera regular al mismo. Es indispensable tener una aplicación previamente descarga para luego tener acceso a las distintas ROMs, así se les llama a los títulos, muchos de ellos gratuitos a día de hoy.

Son muchas las páginas las cuáles almacenan este tipo de APKs, incluido la Play Store, RetroArch es uno de los que trabajan sobre varios núcleos y es capaz de cargar distintos emuladores. Para ello tienes que ir configurando la aplicación, siendo necesario por ejemplo ir escogiendo una por una en su mencionado kernel (núcleo).

También dispones de otros, aunque estos estarán disponibles en Gamulator, suele tener los APKs subidos al sitio, Project 64 es uno de los más descargados, igualmente dispones de otros como PCSX2 y muchos más. Dependerá de ti ir bajando cualquiera de ells y cargando desde la propia app cualquiera de las ROMs.

Usa un convertidor USB-C a HDMI

USB-C a HDMI

Disfrutar de ella de consola pasa a tener una cuestión, que no es otra que usar un cable que convierta el cable USB-C a HDMI, para enviar la imagen a un mayor tamaño y en tiempo real. Estos cables suelen encontrarse en tiendas especializadas, siempre tienes la opción y posibilidad de portales de comercio electrónico como Amazon, AliExpress y más.

El coste de estos oscila entre los 8 a 15 euros, dependiendo de la marca y de la calidad tendrá uno u otro, por lo que lo que está al alcance de cualquier bolsillo. Una de las cosas a hacer en este sentido es conectar en el puerto inferior y el otro puerto (HDMI) irá al televisor, siempre intenta contar con uno de al menos 1,5 o 2 metros de extensión.

La señal será la que emita la tablet, por lo que si vas a jugar a un título, se verá reflejado y después de esto mostrará todo ello en tiempo real. Después de todo esto, apenas tienes que ir jugando a la misma y viendo la pantalla, todo ello en una calidad más que aceptable, siempre la que disponga el dispositivo concreto.

Compra un mando para jugar con ella

Krom Kenzo Barato

Son varias las cosas que le convertirán en una consola retro, una de ellas es disponer de un mando. Si no lo tienes todavía lo mejor es pensar en él. De valor es que cuentes con uno con tal de mejorar la precisión, la pantalla no siempre es el mejor remedio, por lo que dispones de muchas opciones variadas en distintos sitios.

No hace falta gastar mucho, tal vez uno que sea compatible con la versión de Android, actualmente a partir de la 5.0 en adelante ya es una compatibilidad media-alta. Gastar unos 15-20 euros será suficiente, aunque existen distintos modelos que pueden irse un poco más por encima, hasta los 30 euros y algo más.

Entre los mandos de mayor nivel vistos hasta el momento está el Terios T3 Bluetooth, que es inalámbrico y cuenta con carga para disfrutar de títulos durante muchas horas. Este tiene un coste aproximado de casi 12 euros y lo tienes disponible en Amazon, con una garantía puesta por parte del fabricante.

Terios T3 Bluetooth Mando...
  • El bluetooth gamepad terios t3 te permite más diversión al jugar juegos en su teléfono inteligente tablet o android tv! transforme...

KROM Gamepad KENZO es un mando con un apoyo en la parte superior para visualizar el contenido de manera cómoda, todo ello siempre con la mejor precisión. Dispone de soporte para consolas, por lo que podrás jugar a las consolas y hasta en PC si lo quieres con el controlador del mismo, dado que tiene un cable vía USB para la conexión.

Rebajas
KROM Gamepad KENZO...
  • Mando élite diseñado para la competición, Botones traseros y laterales configurables
  • Compatible con PC, SWITCH, ANDROID, PS3, PS4 y IOS

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*