La “filosofía delulu” se hace viral en Tiktok. ¿Qué significa y qué provoca?

La “filosofía delulu” se hace viral en Tiktok

Las nuevas tecnologías y, en concreto, todo lo que concierne a las redes sociales, ha cambiado la manera en la que mucha gente entiendo el mundo. Su impacto psicológico, especialmente en la gente más joven, está fuera de toda duda. Es por ello que cada día resulta más habitual encontrarse con términos hasta ahora prácticamente desconocidos. ¿Has escuchado decir que la “filosofía delulu” se hace viral en TikTok?

Pues bien, si es así pero no tienes del todo claro qué significa y por qué motivos se ha vuelto tan popular de un tiempo a esta parte, en este artículo vamos a explicártelo en profundidad. ¿Qué es, cómo se manifiesta y qué riesgos presenta para la psicología de los usuarios?

La filosofía delulu se hace viral en TikTok, ¿en qué consiste?

La “filosofía delulu” se hace viral en Tiktok

Si estás leyendo este artículo, seguramente hayas escuchado nombrar la filosofía delulu, y sabrás que se ha hecho viral en redes sociales como TikTok. Así que lo mejor será comenzar explicando qué significa en realidad. Básicamente, La filosofía «Delulu» tiene sus raíces en la palabra «delusional», que significa estar bajo una ilusión o tener creencias falsas y persistentes. Algo indudablemente asociado a las nuevas tecnologías y al comúnmente llamado “postureo” que suele provocar.

En el contexto de las redes sociales y la interacción en línea, se refiere a la creación y aceptación de narrativas ilusorias o fantasías que distorsionan la percepción de la realidad. Esta filosofía se manifiesta especialmente en comunidades en línea, donde los usuarios construyen y mantienen narrativas idealizadas o ficticias sobre su propia vida, las relaciones interpersonales o eventos significativos.

¿Alguna vez has pensado que la imagen de la vida que muchos usuarios comparten en sus redes sociales y perfiles de diferentes plataformas es más ficticia que real? Es decir, que está más cercana a lo que a ellos les gustaría que fuese que a cómo resulta en realidad. Una circunstancia que puede terminar por afectar a mucha gente, y tener consecuencias peligrosas.

Por qué se produce la llamada filosofía delulu

La “filosofía delulu” se hace viral en Tiktok

Como comentábamos, para entender en todo su contexto qué es la filosofía delulu, es importante tener presenta la forma en la que mucha gente utiliza las redes sociales, como si se tratara un escaparate en el que mostrar vidas maravillosas en todos los sentidos: las mejores fotos (muchas veces retocadas), relaciones personales envidiables, momentos con amigos inolvidables, etcétera. La cara bonita de la vida, por así decirlo, en la que parecen no existir los problemas y que, en muchos sentidos, solo es un espejismo excesivamente optimista, superficial y, por qué no decirlo, banal. Expresado de otra manera: los seguidores de la filosofía delulu tienden a idealizar situaciones, relaciones y experiencias, creando narrativas que no siempre se alinean con la realidad. O más bien, que rara vez lo hacen.

La negación de hechos concretos y evidencia en favor de una versión idealizada de la verdad es igualmente una característica común de aquellos que adoptan esta filosofía. Negarse a ver la realidad tal cual es, con sus cosas buenas pero también inevitablemente malas.

Teniendo todo esto presente, podría decirse que la filosofía delulu no deja de ser una puesta en escena editada y manipulada de la realidad. Un autoengaño que, a su vez, es aceptado habitualmente por los demás. Una vida pasada por los filtros de la tecnología. ¿Y en qué se traduce todo esto en un sentido práctico? En una búsqueda constante de la validación de los demás, ya sea en forma de “likes”, comentarios positivos, etcétera. Cuando esto se produce, se alimenta así así su ciclo de la ilusión.

Finalmente, la filosofía delulu puede llevar a una desconexión con la realidad objetiva, donde las personas se sumergen profundamente en sus narrativas idealizadas sin cuestionar su validez. O sea, que se puede terminar por perder de vista la realidad, en su concepción más precisa.

Riesgos e impacto en la sociedad

La “filosofía delulu” se hace viral en Tiktok

Son muchos los expertos que ya han puesto de manifiesto los peligros de esta interpretación idealizada de la vida que supone la filosofía delulu en redes sociales como TikTok o Instagram. Sobre todo, porque la realidad tiene la costumbre de terminar por imponerse, nos guste o no. Y eso, cómo no, tiene consecuencias. Existen muchos riesgos de asumir la filosofía delulu como propia, y hay muchas maneras en las que estos pueden manifestarse.

El primer problema, o al menos uno de ellos, suele llegar de la mano de las relaciones personales. Puesto que las expectativas y la realidad entran en conflicto antes o después, al final puedes estar más feliz en tu visión idealizada (por falsa que sea) del mundo, que cuando tienes que vértelas con la de verdad.

El impacto en la salud mental, por lo tanto, también suele ser duro y perjudicial. Por ejemplo, afectando a la propia autoestima. Si la vida de los demás es tan perfecta como se muestra en TikTok, ¿por qué la mía no es así? ¿Por qué yo no tengo esa pareja ideal, viajo a sitios perfectos y todas esas cosas?

En muchas ocasiones, la pérdida de conexión con la realidad puede acabar por resultar inevitable. Sin que otros problemas como la depresión terminen por aparecer con más frecuencia de lo que sería deseable. Cuando actitudes como la filosofía delulu cortan los lazos de los usuarios con la realidad, es bastante común que surja un escapismo o una negación que compliquen mucho tareas tan cotidianas y necesarias como el ir a trabajar, a cursar tus estudios o, incluso, las relaciones sociales básicas: familia, amigos, compañeros, etcétera.

Sin entrar a valorar la utilidad (o no) de las redes sociales como TikTok, lo que es indudable es que fenómenos como la filosofía delulu demuestran que los riesgos están ahí, no deben tomarse con indiferencia, y los expertos tienen que intentar descubrir las mejores estrategias para combatirlos. Al fin y al cabo, la tecnología aumenta a pasos agigantados, y en ocasiones la sociedad no tiene la capacidad suficiente para asumirla de forma saludable. No del todo, al menos. Distinguir entre la realidad y lo virtual, hoy más que nunca, resulta cada vez más complicado.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*