Seguridad en Android 8 Oreo, no podrás hacer downgrade de versión

Desde Android 5.1 Lollipop, el sistema operativo para móviles de Google tiene un sistema de seguridad que impide que un ladrón que te lo robe ó alguien que se encuentre tu móvil, pueda usarlo. Sin embargo, este sistema se saltaba simplemente instalando una versión anterior, en lo que se llamaba downgrade.

Pero en Android 8 Oreo la seguridad ocupa un papel muy importante, y evitar el downgrade se ha convertido en una prioridad para sus creadores. Por lo tanto, han incluido la imposibilidad de realizar este truco, para saltarse las medidas de seguridad.

Seguridad en Android 8 Oreo, no podrás hacer downgrade de versión

Sistema Verfied Boot

Verified Boot es un sistema incluído dentro de Android Oreo, que verifica que la versión de Android que estamos usando es segura. Y lo que considera como segura es, que sea igual o posterior a la que estaba utilizada previamente. De esta manera, instalar una versión más antigua, dejará de ser una opción para el usuario.

Si ve que se ha realizado un downgrade, cuando intentemos arrancar el teléfono nos aparecerá una advertencia.

Y para el ladrón que se haya apropiado de nuestro smartphone, será imposible iniciar el móvil más allá de ese mensaje de advertencia. De esta manera, tendremos la seguridad de que nadie que se haga con nuestro teléfono android de manera inapropiada, puede acceder a nuestros datos ni siquiera realizando alguna triquiñuela avanzada.

Seguridad en Android 8 Oreo, no podrás hacer downgrade de versión

¿Y si me arrepiento de usar Android Oreo?

Lo que echaría en principio atrás a muchos, de este nuevo sistema, es que podamos probar Android Oreo, que no nos termine de convencer y queramos volver a una versión anterior. Pero por suerte los desarrolladores de Android han pensado en ello. La única diferencia es que el propietario será el único que pueda hacerlo.

Así, desde las opciones de desarrollador, podremos desactivar esta protección introduciendo nuestro PIN o patrón de desbloqueo, en un proceso no demasiado complicado.

Y es que lo que pretende Google, no es ni mucho menos impedir que usemos la versión de Android que deseemos. Simplemente prentede poner difícil a los ladrones, el poder acceder a los datos y los contenidos de cualquier móvil que puedan sustraer o que puedan encontrarse olvidado en cualquier lugar. Ya también por lo tanto, dejar inutilizada el teléfono, de forma que sea un bonito pisapapeles, en manos de alguien que no es el propietario.

¿Te parece buena idea el uso de Verified Boot? ¿Crees que realmente ayudará a evitar robos o que será más una complicación que otra cosa? Te invitamos a que nos des tu opinión al respecto en la sección de comentarios, al final de este artículo.