¿De qué está hecho un móvil? Los materiales más usados

materiales móvil

La próxima vez que te preguntes de qué está hecho un móvil o vayas a tirar uno a donde no debes, deberías pensar en los materiales que se necesitan para su fabricación y el impacto que estos podrían tener para el medio ambiente. Y es que hay muchas sustancias dentro de algo tan pequeño, desde óxidos de diversos materiales, pasando por algunas sustancias realmente caras como el oro, o el cobre, derivados de tierras raras tan codiciadas en la actualidad, e incluso vidrio, plásticos, y mucho más.

Porcentaje de los materiales más empleados en la fabricación de un móvil

Diagrama

Fuente: statista.com

En cuanto a los materiales más populares de los que está hecho un teléfono móvil o tablet, destacan especialmente los siguientes:

  • Metales: en un teléfono móvil hay diferentes metales, siendo los más comunes las aleaciones de aluminio. El óxido de cobalto de litio y el grafito de carbono se utilizan para desarrollar las baterías. Los cables de oro, cobre y plata se utilizan para cablear el teléfono. El platino y el tungsteno se utilizan para conducir la corriente eléctrica. Y también encontrarás metales raros se encuentran en los teléfonos, así como en otros productos. La característica única de estos metales es que figuran como raros en la tabla periódica para explicar cómo reaccionan con el oxígeno. Estos metales, como las amalgamas de neodimio-hierro-boro, el disprosio y el praseodimio, se utilizan para fabricar imanes, altavoces, micrófonos y motores, además de crear el cristal del teléfono.
  • Plástico: es uno de los materiales más comunes en los teléfonos móviles. Dado que el plástico puede soportar altos rangos de temperatura, se utiliza con frecuencia en lugar del metal. En el caso del plástico, el material se utiliza en lugar del acero. Un teléfono móvil con plástico como material tiene menos probabilidades de dañarse cuando se cae o se raya. El plástico también se utiliza con frecuencia porque puede soportar todas las fluctuaciones de temperatura, excepto las más extremas. Es un material muy versátil y no interfiere con la recepción de la señal cuando se busca una señal celular.
  • Vidrio: el cristal utilizado en un teléfono móvil es fundamental, sobre todo en la pantalla. Está hecho de óxido de aluminio y dióxido de silicio, con una capa ultrafina de óxido de indio y estaño para permitir el tacto sin dañar la pantalla. Verá que no se trata de un cristal corriente. Corning fabrica este cristal especial, fino y ligero, con óxido de aluminio y dióxido de silicio. Motorola, Samsung y Nokia, entre otros, fabrican teléfonos con zafiro, un material creado a partir de óxido de aluminio que es tres veces más duro que el Gorilla Glass. Según MIT Technology Review, el zafiro podría utilizarse en los teléfonos móviles como sustituto del vidrio, ya que es más duro que el Gorilla Glass de Corning. Aunque este costoso material aún no se ha utilizado de forma generalizada en los teléfonos móviles, el MIT cree que Apple utiliza el zafiro para proporcionar una protección adicional a la cámara de su iPhone 5.

Por supuesto, además de esos también hay otros como el silicio para los chips semiconductores, algunas resinas, cerámicas, etc., pero todos en menor proporción que los citados anteriormente.

El problema de la e-Waste

e-waste

Mantener los teléfonos móviles fuera de la basura es una decisión sabia, ya que para fabricarlos se utiliza una gran variedad de materiales, como has podido comprobar. Según la Minerals Education Coalition, se calcula que cada año se tiran 140 millones de teléfonos móviles, y eso es una auténtica barbaridad, más si se tiene en cuenta que muchos de ellos funciona aún, pero por obsolescencia programada o por capricho se han sustituido por otro. ¿Cuántos no se habrán desecho de su iPhone 8 simplemente porque está el iPhone 9, sin motivo técnico alguno?

Se calcula que se podrían obtener hasta 1000 kg de cobre, es decir, una tonelada de este metal tan preciado y que está presente en los conductores de los teléfonos móviles. Además, también se podría obtener oro en cantidades no despreciables, ya que de todos esos móviles se podrían obtener hasta 18 kg del metal precioso, lo que se cotiza muy caro en el mercado. Sin embargo, muchos de estos terminales no llegan a un punto limpio para tratar la e-waste o basura electrónica, y terminan contaminando el medio ambiente y sin aprovechar.

Al final, todos esos plásticos se pueden transformar en microplásticos que terminen en la cadena alimenticia, llegando hasta los humanos y afectando a nuestra salud, al igual que los metales pesados. Y eso sin olvidar que el vidrio puede durar en la naturaleza hasta 1000 años sin que se degrade. Por tanto, es poca broma lo del reciclaje de los dispositivos electrónicos, más aún teniendo en cuenta que cada vez se utilizan más y más de estos dispositivos y que cada vez mayor número de la población tiene acceso a ellos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*