¿Cuánto tiempo deberían estar los niños con el móvil?

La mayoría de los que hoy somos adultos no tuvimos contacto con los móviles hasta casi la adolescencia. Sin embargo, es raro un niño de hoy en día que no haya tenido un dispositivo entre sus manos. Y la pregunta que se hacen muchos padres es cuándo deberían empezar a permitirlo, y qué límite de tiempo deberían ponerles dependiendo de la edad.

No hay una fórmula mágica, ya que es algo que depende mucho de las necesidades de cada familia. Pero la Asociación Española de Pediatría sí que da algunas pequeñas pautas acerca del uso del móvil entre los pequeños de la casa.

Pautas para el uso del móvil en niños

De 0 a 2 años

Poner dibujos animados a nuestro bebé para que se quede tranquilo un rato puede resultar muy tentador. Sin embargo, la mayoría de los pediatras estarán de acuerdo en que no es muy buena idea. Y es que las recomendaciones son que entre los 0 y los 2 años los niños no tengan ningún tipo de exposición a las pantallas en ningún momento.

Esto no solo implica los móviles sino también la televisión. Poner dibujos animados a un bebé demasiado pequeño es, en general, una idea que no parece muy acertada.

 

 

De 2 a 4 años

Entre los 2 y los 4 años podemos empezar a ir permitiendo que los pequeños de la casa se expongan a las pantallas, aunque no por mucho tiempo.

Las recomendaciones de los pediatras es que las pantallas, ya sean de televisión o de móvil, no ocupen más de 1 hora al día en el ocio de nuestros hijos. Es decir, no hay ningún problema en que vean algún capítulo de dibujos animados o incluso en que utilicen algún juego adaptado a su edad. Pero es importante que controlemos el tiempo para que no acabe por convertirse en su principal fuente de ocio.

De 5 a 17 años

Probablemente la edad a la que resulta más complicado controlar el uso del móvil es en los adolescentes y los niños un poco mayores. Pero aunque de 5 a 17 años ya puedan expandirse un poco más, lo ideal es que el uso de pantallas no exceda las 2 horas diarias.

Estas 2 horas incluirían las horas frente al móvil, la televisión y los videojuegos. Y la realidad es que la mayoría de los chavales pasan bastante más tiempo delante de las pantallas. Aunque sea difícil evitarlo, porque a fin de cuentas es «su mundo», es importante que intentemos conseguir que el grueso del ocio de nuestros jóvenes se base en tener una pantalla por delante.

¿Cuánto tiempo permites que tus hijos estén delante del teléfono móvil? ¿Qué herramientas utilizas para controlarlo? Te invitamos a que te pases por la sección de comentarios que encontrarás a pie de página y nos cuentes tus experiencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *