Cómo limpiar un teléfono móvil, sin dañarlo (zonas sensibles incluidas)

Con todo el tiempo que pasamos utilizando el móvil, lógicamente se acaba llenando de suciedad. Pero pasar agua o cualquier líquido por encima de un dispositivo tan sensible, nos da a todos un poco de pánico. Por ello, limpiar un teléfono móvil es una tarea un poco más complicada de lo que pudiéramos pensar.

Para evitar problemas, vamos a explicarte cuatro pasos que puedes seguir, para dejar tu smartphone como nuevo sin ningún riesgo.

4 consejos para limpiar tu teléfono móvil

Limpia bien la funda

Difícilmente vas a tener un móvil limpio si la funda se mantiene sucia. Por ello, lo primero que tienes que limpiar cuando le estás dando un lavado de cara a tu dispositivo, es la protección. Afortundamente, una funda no suele tener dificultad para pasarla por el agua.

Si es de plástico, puedes directamente ponerla debajo del grifo. Si es metálica o de cristal, podrás pasarle un paño mojado, pero tendrás que tener un poco más de cuidado.

El mayor problema lo encontramos cuando tenemos una funda de cuero. En ese caso deberás buscar algún producto especializado para este tipo de material en el caso de que desees limpiarlo correctamente. Hay que tener especial cuidado con el polvo que se acumula entre el teléfono y la funda.

Pasa un trapo por el teléfono

Por razones obvias, no podemos poner nuestro teléfono debajo del grifo. Los teléfonos resistentes al agua no tendrán problema en este sentido. Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer para limpiarlo, es pasarle un trapo por encima. Con ese trapo iremos eliminando la suciedad que se suele acumular en la parte que no cubre la funda.

Lo más habitual es que el polvo se acumule en la cámara o el lector de huellas. En el caso de que la suciedad esté muy incrustada, podemos mojar un poco el trapo. Pero el trapo como mucho puede estar húmedo, no completamente mojado.

Limpia los orificios con un cepillo de dientes

En los orificios del teléfono como el jack de los auriculares o el USB, es donde se suele acumular polvo que es más difícil de quitar. Esto ocurre especialmente en aquellos orificios que no usamos mucho. ¿Y cómo podemos limpiar el interior de esos orificios?

Pues la manera más sencilla de hacerlo es con un cepillo de dientes. Si hay alguna pelusa que se haya colado dentro, también tenemos la opción de sacarla con unas pinzas.

Pasa una gamuza por la pantalla

Para limpiar la pantalla de nuestro dispositivo, lo mejor es que utilices una gamuza con las que utilizamos habitualmente para limpiar las gafas. Es prácticamente la única manera de que quede perfecta, sin que tengamos que utilizar agua ni ningún producto que pueda provocar algún problema.

Existen productos que se venden con la idea de ser idóneos para limpiar las pantallas de teléfonos. Pero la realidad es que, si tu dispositivo tiene una capa de protección contra la grasa de los dedos, estos productos pueden ir eliminándola poco a poco. Así que ojo con esto.

Si quieres contarnos qué haces tú para limpiar a la perfección tu teléfono móvil, puedes hacerlo en la sección de comentarios, a pie de página.

👇 Like 👇 comparte en las redes sociales, gracias! 🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *