Cómo funciona Omegle: precauciones que deberías tener

Omegle es una herramienta para realizar videollamadas con gente desconocida

Omegle es un sitio web gratuito de chat y vídeo en línea que permite a los usuarios socializar con otras personas sin necesidad de registrarse. En otros artículos te presentamos aplicaciones como Oovoo para realizar videollamadas con gente que ya conoces, pero ahora te presentamos una herramienta para que te relaciones con personas totalmente desconocidas para tí. El servicio empareja a los usuarios al azar en sesiones de chat uno a uno en las que conversan de forma anónima. Sin embargo, antes de que entres en esta página te hemos de advertir sobre algunos aspectos básicos de la plataforma.

Es posiblemente el chat de video aleatorio más famoso y empleado hoy en día, su competidor más directo es Chatroulette. Las visitas a su página web superan el medio millón al día. No es necesario registrarse y su funcionamiento es bastante simple en su concepto. Dos personas se ven por medio de la cámara y si no te gusta esa persona pasas a la siguiente.

Hemos de contar que Omegle está supervisado, es decir, los moderadores buscan contenido inapropiado en las cámaras de los usuarios y echan a aquellos que incumplen sus directrices. Pero también es cierto que hay una sección para adultos, en la que puede entrar cualquiera, puesto que únicamente avisa de que es para mayores, sin ningún otro corte. Esto quiere decir que el menor puede entrar donde quiera y que va a ser casi inevitable que observe algún tipo de contenido que no sea adecuado, por lo que es una web que deberíamos evitar que visiten, especialmente sin supervisión.

Omegle también está disponible en app

Controversias

Antes de principios de 2013, el sitio no censuraba las contribuciones a través de un filtro de blasfemias y los usuarios informaron haber encontrado contenido no apto para menores en la cámara. Después de enero de 2013, Omegle implementó un chat de video «monitoreado» para monitorear el mal comportamiento y proteger a las personas menores de 18 años de contenido potencialmente dañino, incluida la desnudez o el contenido sexual. Sin embargo, el seguimiento solo es parcialmente eficaz.​

Desde 2020, Apple y Google han señalado la aplicación por comportamiento inapropiado hacia menores. Por lo tanto, ya no se ofrecerá a través de la App Store y Android. No obstante, esta aplicación sigue siendo accesible a través de Internet. ​En 2021 ciertos grupos nacionalistas blancos y de alt-right han colapsado las redes de Omegle en Reino Unido, EE.UU. y Canadá.

Omegle tiene sistemas para ayudar a las personas que se sientan agredidas o violentadas. Si alguien se siente ofendido, puede denunciar al agresor de turno para que el servicio tome nota de ello. En muchas ocasiones, la persona denunciada es expulsada. El problema de esta medida es que Omegle, al garantizar anonimato y al borrar los chats, no suele investigar la veracidad de estas denuncias. Eso significa que un usuario troll que te incrimine porque sí, para echarse unas risas, puede conseguir que se te expulse de Omegle sin que hayas hecho nada malo. Hecha la ley, hecha la trampa.

Casi nadie lee los términos de servicio en internet, cierto, pero quizás has sido expulsado de Omegle porque has transgredido algunas de sus condiciones de conducta sin saberlo. La regla más básica es que no se permite la entrada de menores de 13 años. Si tienes entre 13 y 18, debes haber obtenido el permiso de tus padres o tutores legales. La razón es básica: eres menor de edad y las imágenes que se pueden ver no  son aptas para gente tan joven.

Restricciones

Omegle no funciona en algunos países debido a restricciones gubernamentales y/o geográficas. Como te hemos comentado, son muchos los peligros que oculta esta herramienta, por lo tanto algunos países han decidido directamente bloquearlo. Así que si te has ido de vacaciones a otro país no es que hayas sido baneado sino que directamente estés expulsado del servicio. Por ejemplo, Omegle está bloqueado en China, Turquía, los Emiratos Árabes Unidos y Catar.

Reglas

Más allá de lo que hemos dicho, hay una serie de reglas que debemos tener presentes para evitar una expulsión del sitio web. La transmisión de fotografías o vídeos que muestren algún desnudo será penado duramente por la plataforma, así como también acosar a alguien. Otras faltas graves son publicar información privada de personas ajenas al chat, realizar afirmaciones que difamen a alguien, transgredir los derechos de la propiedad intelectual o el uso de programas automatizados para iniciar chats (los famosos bots), entre otras muchas.

Si de repente ya no puedes entrar en Omegle después de muchos chats cancelados, es posible que los algoritmos te hayan considerado peligroso (aunque no hayas hecho nada malo) y se te haya expulsado. Omegle es una herramienta de especial cuidado tanto para menores como para más mayores. Ante la duda, y sobre todo si eres menor de edad, es mejor que la utilices con un adulto, con un acompañante o simplemente que no la utilices.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)