Ahora puedes convertir tus Galaxy Buds en una Poké Ball

Galaxy Buds en una Poké Ball

Hablar de Pokémon es hacerlo de algo mucho más grande que un videojuego convencional. Cuando el curioso título de rol se lanzó en 1996 para la consola portátil Game Boy (primero en Japón y luego en el resto del mundo), el lanzamiento no tardó en convertirse en un auténtico fenómeno. Tanto que ahora, casi treinta años después, Samsung te da la oportunidad de convertir tus Galaxy Buds en una Poké Ball.

Uno de los últimos complementos inspirados en la exitosa serie de Nintendo que, desde luego, no es el primero ni será el último. Todo parece indicar que Pikachu y compañía tienen cuerda para rato, y no solo en las propias consolas de la compañía nipona.

Todo lo que cabe en una Poké Ball

Galaxy Buds en una Poké Ball

A finales de los 90, ningún videojuego podía compararse con Pokémon. Ni siquiera otros clásicos como Super Mario Bros o Zelda. La locura que desataron los juegos lanzados para una consola ya al final de su ciclo vital (Game Boy estaba en las últimas cuando se estrenó en Occidente) no tiene parangón en la historia de los videojuegos. Más aún tratándose de títulos que, si bien tenían como protagonistas a adorables monstruitos que parecían mascotas (¡ese Pikachu!), eran rol puro y duro. Es decir, que Pokémon, en sus ediciones Roja y Azul (más tarde llegaría la amarilla para dar más protagonismo al ratón eléctrico) era un RPG más o menos complejo, y más o menos complicado. Pasárselo no era cosa de un día.

Pero ni con esas los chavales de todo el mundo se echaron para atrás, y lo “pokémanía” no se hizo esperar. La fiebre que se vivía durante el cambio de siglo fue tal que todo tipo de productos Pokémon vieron la luz. Algunos muy evidentes, como series de televisión, más videojuegos en forma de spin-offs y secuelas, muñecos, figuras, series de cromos, revistas… Pero otros eran mucho más originales. Lo sorprendente es que ahora, tanto tiempo después, todavía continúen apareciendo de estos segundos.

Ha sido la propia Samsung la que ha anunciado unas “monísimas” fundas personalizadas que permitirán convertir tus Samsung Galaxy Buds en una Poké Ball. Bueno, más o menos, como veremos a continuación.

Las nuevas fundas que convierten tus Galaxy Buds en una Poké Ball

Galaxy Buds en una Poké Ball

Cualquier fan de Pokémon sabe que existen distintas Poké Ball entre las que elegir a lo largo de juego. Aunque es habitual comenzar casi todas las aventuras inspiradas en este universo con este modelo básico, las “bolas” para atrapar a las criaturas que hay a lo largo y ancho del título cambian. Es decir, que las hay más o menos poderosas. Y, dependiendo del modelo del que se trate, también cambie su aspecto. Algo en lo que se ha fijado igualmente la compañía coreana Samsung para transformar tus Galaxy Buds en Poké Ball.

En concreto, en tres tipos de ingenios diferentes: los modelos Ultraball, Greatball y Masterball. O lo que es lo mismo, las Poké Ball más poderosas a la hora de hacerse con las criaturas de más nivel en Pokémon, esas que siempre tienden a resistirse cuando las intentas atrapar. Samsung Electronics ha bautizado estos productos como Pokémon Eco-Friends. Además, es relevante confirmar que estos simpáticos accesorios son compatibles con Galaxy Buds2 Pro, Buds Pro, Buds2, Buds Live y Buds FE.

Por otro lado, hay que detenerse en que eso de “Eco-Friends” no es hablar por hablar. Las tres fundas Poké Ball para Galaxy Buds están fabricados mediante materiales reciclados, tal y como ha asegurado la propia Samsung. Una práctica con la que el gigante surcoreano quiere sumarse a la moda actual que ya persiguen muchas grandes empresas y gracias a las cuales quieren preservar el medio ambiente. O, al menos, quedar bien de cara a la galería en este sentido.

Volviendo a las fundas Poké Ball para Galaxy Buds en sí, estas están disponibles en tres colores, recreando así la apariencia original de las Poké Ball tanto del videojuego como del anime. Pueden adquirirse en azul, amarillo y morado.

Los Galaxy Buds: un éxito merecido

Galaxy Buds en una Poké Ball

Por su parte, es justo decir que los Galaxy Buds de Samsung han conquistado el mercado de auriculares inalámbricos con una serie de ventajas que los distinguen de la competencia. En primer lugar, la integración perfecta con el ecosistema Samsung proporciona una experiencia sin fisuras para los usuarios de dispositivos Galaxy. Esta sinergia no solo optimiza la conectividad Bluetooth, sino que también permite una configuración rápida y sencilla, eliminando cualquier complicación asociada con la sincronización de dispositivos. Algo muy práctico, si se atiende al tirón que hoy en día tienen los productos Samsung, especialmente a lo que se refiere a televisores y dispositivos móviles.

La duración de la batería es otra ventaja sobresaliente de los Galaxy Buds. La eficiencia energética combinada con estuches de carga compactos garantiza una reproducción continua de música y llamadas, ideal para aquellos en constante movimiento. Además, la rápida carga inalámbrica ofrece una solución práctica para situaciones en las que el tiempo es esencial, destacando la atención de Samsung a la conveniencia del usuario.

En términos de diseño, los Galaxy Buds se destacan por su ajuste ergonómico y discreto. Su forma compacta se adapta cómodamente al oído, asegurando un uso prolongado sin molestias. Esta atención al diseño no solo mejora la comodidad, sino que también contribuye a un aislamiento de sonido efectivo, permitiendo a los usuarios sumergirse completamente en su música sin distracciones externas.

Otra ventaja significativa es la calidad de audio superior y las características avanzadas. Con la inclusión de la cancelación de ruido ambiental, los Galaxy Buds ofrecen una experiencia auditiva inmersiva, filtrando eficazmente los sonidos no deseados del entorno. Los controles táctiles intuitivos permiten a los usuarios cambiar de pista, ajustar el volumen y gestionar llamadas sin tener que sacar el teléfono, lo que agrega un nivel adicional de comodidad y accesibilidad.

Razones, todas ellas, que explican fácilmente el éxito de estos accesorios. Unos accesorios que, además, cuentan con todo tipo de complementos simpáticos. Y entre todos ellos, está claro que convertir tus Galaxy Buds en una Poké Ball resulta especialmente simpático. Los fans de Pokémon lo adorarán, al menos.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*